Pedido Telefónico: +34 965 65 86 43

Email: pedidos@turronesydulces.com

Compra de turrón artesano

0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Turrones personalizados

Product was successfully added to your shopping cart.

Turismo en Jijona

Qué ver en Jijona. Turismo en la cuna del turrón. 

Jijona es un pueblo muy visitado en las fechas próximas a la Navidad ya que a este pueblo le rodea el ambiente navideño y un producto que destaca en estas fechas, el turrón. Pero Jijona no solo destaca por este dulce y por el helado que tanto nos gusta. Tiene mucho que ofrecer y por ello queremos contaros, desde el punto de vista de los que vivimos aquí, todo lo que podéis disfrutar en nuestro pueblo. ¿He dicho pueblo? 

Un dicho popular entre los más antiguos decía que Jijona incluso es más importante que Madrid. ¿Sabéis por qué? Porque Jijona es ciudad, y Madrid es villa. ¡Toma ya! Tal como reza su escudo, Jijona no es pueblo, sino ciudad. Tiene la Flor de Lis y sus letras L y F significan Leal y Fiel. Te lo explicamos más adelante. 

Hay quien dice incluso que Cervantes era xixonenc, e incluso que aquí se inventó el chat hace 100 años. 

Lo cierto es que es un lugar con mucha historia (el castillo almohade entorno al cual se expande la población data del siglo XIII y el documento histórico más antiguo de nuestro archivo municipal data del 1350) que ha dejado miles de anécdotas y curiosidades que siempre nos gusta contar a los que visitan nuestro pueblo, perdón, nuestra ciudad. Muchas de ellas no las puedo contar presencialmente por falta de tiempo a amigos “forasters” o a clientes de mi tienda de turrón que van con el tiempo justo, así que he tratado de dejarlas escritas en el siguiente texto que iré ampliando. 

Así que si estás cerca, no dudes en visitarnos porque tenemos mucho que contar. Aparentemente se puede visitar rápido, pero no puedes dejar de lado todo esto que te enumeramos para que entiendas mejor la magia de sus lugares, su historia y sus gentes. 

¿Quieres saber más? ¿Quieres conocer mejor Jijona? Te contamos más curiosidades para que nos visites más a fondo. 

Curiosidades de Jijona

- Xixona, como reza su eslogan del que hablaremos más adelante, es el lugar más dulce del mundo. ¿Xixona o Jijona? Como puedes ver, lo solemos usar indistintamente. Generalmente usamos Xixona en valenciano y Jijona en castellano, aunque en principio el primer término es el original, puesto que viene de las primeras denominaciones Sexona, Saxum, etc. Hubo un tiempo en que las X se cambiaron por J, como ha ocurrido con Xàbia (Jávea), Xàtiva (Játiva). Lo que sí que te pedimos es que nunca digas: Chichona. Suena fatal, algo así como a actriz italiana...

- Como bien se sabe, Jijona es conocida por sus turrones artesanos, y cuando se acerca la navidad, darse un paseo por sus calles  llenas de aromas dulces es una gozada. Te recomendamos venir a ver las fábricas de los mismos para que aprendas cómo se fabrica el turrón artesano.

- Hablemos de calles. Tanto si vienes en coche como si caminas por el centro, ¿te has fijado que no se ve el campanario de la Iglesia? Pues no, no se ve. Lo tapa un edificio entero en lo que hoy sería, posiblemente, una aberración urbanística. O tal vez no si tenemos en cuenta que en ciudades ya ni se ve incluso la catedral. Lo cierto es que es un detalle que siempre comentamos los jijonencos, sobre todo cuando analizamos el perfil de otras poblaciones donde lo primero que se ve siempre es el campanario. 

- Jijona cuenta con dos iglesias y varias ermitas dedicadas a Santa Bárbara, Sant Antoni y Sant Sebastià, patrón del pueblo junto a San Bartolomé (sin ermita el pobre), en honor a los cuales se realizan las fiestas de Moros y Cristianos. 

De la Iglesia “Vieja” de Santa María apenas se conserva su puerta de entrada. Es destacable que la mandó construir el Rey Jaime I en 1253. Posiblemente se construyera encima de una mezquita. 

Justo al lado está la Iglesia Arciprestal de la Virgen de la Asunción, sí, la del campanario escondido, construida en los siglos XVI y XVII, y que sufrió un incendio en 1971 al tener los retablos de madera. 

https://www.youtube.com/watch?v=HbOOalfUhFs

También creo que es un dato a destacar, a nivel religioso, que la madre de San Vicente Ferrer era jijonenca. De hecho, al lado de nuestra tienda de turrones está la casa donde vivió, con una placa conmemorativa que lo señala. San Vicente Ferrer, canonizado en 1455, es el patrón de Valencia. No sabemos por qué, pero la leyenda (y algunos de nuestros abuelos) dice que cuando Vicente salió de Jijona por la Carrasqueta, camino a Valencia, se quitó las sandalias, las sacudió y dijo que de “Xixona no vull ni la pols”. (Que no quería ni el polvo de Jijona). ¿Curioso, verdad?

- Muy cerquita está La Plaza. Se distingue sobre todo porque no hay ninguna plaza (aunque sí la hubo), a pesar de ser la calle principal de Jijona. Realmente es la Avenida de la Constitución (antes del Generalísimo), donde está el Ayuntamiento, donde se hace el mercadillo todos los martes, donde discurren todos los desfiles y actos festivos. Así que si algún lugareño te guía por la Plaza y no la encuentras, ¡ estás avisado/a de cómo se llama realmente ! 

En la Plaza podrás ver alguna casa modernista del siglo XIX construida para los industriales turroneros, te podrás tomar algún helado en cualquiera de las dos heladerías y como no, tomar alguna cervecita en alguno de sus bares. 

También cabe destacar la estatua de Tereseta, en uno de los bancos a mitad plaza, en las escaleras conocidas por el “pixaor” (ejem). Es un pequeño homenaje a las personas con enfermedades mentales, y en recuerdo a una señora muy apreciada en Xixona que padecía una de ellas. En su momento generó polémica por el coste de 19.000€ que algunos vecinos creyeron que era mejor destinarlos a otros propósitos.

- Jijona tiene el título de Ciudad, otorgado por el borbón Felipe V por apoyarle en la guerra de Sucesión contra Carlos de Austria a principios del siglo XVIII. Por este motivo, los jijonencos tenían privilegios tales como que podían portar armas en otras ciudades como Alicante. En su día fue una plaza importante porque llegó a ser el límite más al sur de la Corona de Aragón y también Cap de Governació, centro administrativo que abarcaba incluso los juzgados de la región. 

En ciudades como Xàtiva, existen cuadros del borbón boca abajo por haber quemado la ciudad. 

- El término municipal de Jijona es uno de los más grandes de la provincia de Alicante a pesar de su poca población, concretamente el 5º, aunque en su momento fue de los primeros al incluir en su gobernación Torremanzanas, Ibi, etc. Abarca desde zonas muy verdes al norte, por la Carrasqueta (te recomendamos que visites su mirador, abierto en 2019, donde podrás ver desde Benidorm a Santa Pola), siendo uno de los pulmones de Alicante, y zonas muy áridas, más al sur, por el barranc de les Salines, comparables en su día a las zonas desérticas de Almería. De hecho, se han rodado películas como Triage (Colin Farrell) emulando paisajes del Kurdistán. 

https://www.youtube.com/watch?v=4bicWA9oqbk 

- La Carrasqueta también es célebre por ser una de las carreteras más queridas por los moteros, siendo un lugar de encuentro sobre todo durante los fines de semana, sobre todo en la conocida Venta Teresa que regentan desde hace muchos años la misma família que te acogerá con mucho cariño. Existen también muchas rutas para hacer senderismo y bicicleta, tanto por carretera nacional como por montaña. 

Muy cerca del mirador también podrás encontrar cavas de nieve, concretamente el conocido Pou de la Neu, convertido en hotel rural, o Pou del Surdo. Son edificaciones que permitían mantener la nieve, ayudándose de sal. De este modo se podía mantener el hielo durante tiempo, y quizás sea uno de los motivos por los cuales existe tanta tradición heladera en Jijona. 


- De camino a Alcoy por la Carrasqueta, encontramos La Sarga, un municipio muy pequeño que pertenece a Jijona y donde se encuentran las Pinturas Rupestres de la Sarga, de la época del Neolítico. Bien, el municipio pertenece a Xixona, pero las pinturas rupestres están en término de Alcoy. Se descubrieron en 1951 y son patrimonio de la humanidad. Tienen más de 7000 años. Su acceso no es fácil, así que la visita es mejor planificarla con tiempo o llamando a las correspondientes oficinas de turismo. 

- Existen más de 100 fuentes naturales en todo el término de Jijona. Muchas de ellas servían, además de para beber y el riego, de abrevaderos para animales, para lavar las ropas, etc. Sin duda han sido uno de los elementos más importantes a la hora de establecer zonas habitadas. Algunas de las más conocidas son la font de Bugaya (en la Carrasqueta, justo debajo del mirador), Nutxes, Alequa, Moratell, Mascuna, Viola, Vivens (lugar muy querido por senderistas, cerca de Ibi), font de ferro (por su fuerte olor y sabor a hierro), la font de les salines (en zona muy árida y que además, está rodeada de sal), els bassons, Roset, Cotelles, Monnegre, etc.  

- Especial mención tiene el Salt, un salto natural de agua muy querido en Xixona y donde te puedes bañar. Es una poza que ha sido recientemente arreglada para poder visitarla. A pesar de ser un pequeño tesoro escondido bien guardado por los jijonencos, cada vez tiene más visitantes y turistas, sobre todo de Alicante. En nuestra tienda tenemos una fotografía grande profesional enmarcada porque nos encanta. 

- No muy lejos de Jijona, a menos de 10 Km tenemos el Pantano de Tibi, el más antiguo de Europa, y que servía para abastecer de agua a toda la huerta alicantina.

Si estás en Diciembre, además de visitar alguna fábrica o tienda de turrón, es muy recomendable:

- Visitar el Belemet, hecho con figuras en tamaño real. El Belén de Jijona está a la entrada sur de Jijona, viniendo de Alicante. Nos suelen preguntar que cuándo ponen el Belén de Jijona, y la respuesta es que a principios de diciembre y se quita para la Candelaria, en febrero. Sí, hasta Febrero tenemos belén navideño en Xixona. 

 

Aquí podemos ver un vídeo:

 

- Visitar la Feria del Turrón de Jijona, mercadillo en el que exponen gran parte de las famílias y empresas dedicadas al turrón.  Se celebra en el puente de la Constitución y en la última edición se contabilizaron más de 85.000 visitantes. 

- A pesar de ser mundialmente conocida, sobre todo en países de habla hispana, solo tenemos a día de hoy unos 7.000 habitantes, aunque hace unos años éramos 8.800 aprox. Es decir, somos muy poquitos. Por regla general, cuando le pregunto a gente que acabo de conocer que cuántos habitantes cree que somos, suelen tirar por muchos más (20.000, 50.000, etc). Evidentemente, cuando visitan Jijona, se suelen sorprender todavía más porque esperan algo mucho más grande. 

- En verano, esa población disminuye mucho más. No solo porque nos desplacemos a nuestras casas de campo o a la playa, sino porque muchas familias son tradicionalmente heladoras, o gelaors en valenciano. Más de 200 famílias jijonencas tienen sus negocios basados en heladería en diferentes puntos de la geografía española, sobre todo en las costas. Por regla general, suelen marchar para San José (19 de Marzo) y vuelven la mayoría en septiembre u octubre, cuando termina la temporada del helado.

- A pesar de esa disminución de la población en verano, existe en estos días uno de los eventos más importantes de Jijona. Yo diría que incluso gran parte de la vida social y el carácter del jijonenco/a se ha forjado en torno a lo que ocurre estos días. Estamos hablando de las Fiestas de Moros y Cristianos, que tienen más de 100 años, y congregan a gran parte de la población en torno a la música, los desfiles y las reuniones de las comparsas en sus locales, llamados kábilas. Son unos días importantes porque también, muchos de los jijonencos que tienen su vida fuera del pueblo, perdón, ciudad, vuelven a sus orígenes y los que vivimos todo el año les esperamos con ilusión. Esto también ocurre el Viernes Santo, aunque cada vez en menor medida, con la procesión nocturna, y también en Navidad, como es normal en todos los hogares españoles. 

- ¿He dicho que en Verano tenemos las fiestas de Moros y Cristianos, verdad? Pues bien, estaba mintiendo un poquito porque en Xixona tenemos la peculiaridad de que tenemos dos fiestas de Moros y Cristianos, las de verano y las de invierno. ¿Y por qué? Si has estado atento/a a lo que has leído hasta ahora puedes deducirlo. Tic tac tic tac… ¿Sabes ya por qué? ¡Muy fácil! ¡Porque en verano no están los heladores! Así que para poder disfrutar de la magia de estas fiestas, se crearon otras en invierno, en febrero. Las de verano se realizan el día (aproximado) del patrón, San Bartolomé. No obstante, debido al mal tiempo, las fiestas de invierno se han pasado de febrero a octubre, época en la que los gelaors han vuelto a sus hogares en Jijona. 

- Aunque pueda parecer extraño en nuestros días, en Jijona, todas las empresas que se dedican al turrón son familiares y de capital local. En las heladerías, negocios de carácter más familiar, ocurre lo mismo. En otros clusters industriales, sobre todo de la zona de Alicante (Elche con el calzado, Ibi con el juguete o plásticos, Alcoy con textil, etc.), sí que hay inversiones y capital exterior, multinacionales, etc. 

- No obstante, no solo se hace turrón en Jijona. Tenemos uno de los centros de producción de una de las multinacionales más conocidas. ¿Te suena Arbora? Quizás no, pero seguro que te suena Ausonia, Dodot, Evax, etc. Esta compañía, perteneciente a Procter and Gamble, es una de las mayores empresas de celulosa transformada del mundo.  Por suerte, es una compañía que ha generado puestos de trabajos menos estacionales y ha ayudado en el desarrollo de Jijona. 

- Si bien es cierto que en los años 70 hubo un gran desarrollo en la industria turronera, diversas crisis como las de los 90 dejaron un poco dañado al sector, con quiebras y ventas no muy deseadas, como fue la de El Almendro, que pasó por manos de multinacionales como Jacobs and Suchard o Philip Morris para terminar finalmente en DeLaviuda, empresa de Toledo competidora con la industria jijonenca. 

Como dato curioso, se ha llegado a decir que Xixona era una de las zonas con mayor renta per cápita en los 70 de España (por detrás, por ejemplo, de Mondragón, en el País Vasco, conocida por sus cooperativas) y con un mayor parque móvil por persona. Hoy en día, evidentemente, todo ha cambiado. 

- Más curiosidades. No puedes emplear la palabra Jijona para ninguna marca o producto puesto que está registrada y protegida por la Denominación de Origen Jijona y Alicante, asociándose a los turrones blandos y duros fabricados aquí. Por ejemplo, etiquetar algún producto típico, como las patatas de Jijona, puede ocasionar algún conflicto, incluso siendo jijonenco/a. Lo mismo ocurre al registrar una marca o incluso un nombre de dominio en Internet (.com, .es, etc.). Todo esto lo regula el Consejo Regulador de Jijona, que vela sobre todo por la calidad de los turrones fabricados aquí que llevan el sello. 

Una de las labores más importantes que ha realizado históricamente el Consejo Regulador ha sido pleitear contra los franceses por la denominación, puesto que existían fabricantes que usaban la denominación Jijona o Alicante para el turrón hecho allí. Del mismo modo que el Cava no es Champagne, al final el juicio se ganó a favor de los intereses españoles. Por eso, también el turrón es una IGP, indicación geográfica protegida por la Unión Europea. 

- Y hablando de marcas, el Ayuntamiento registró brevemente a nivel europeo la marca “Xixona, el lugar más dulce del mundo”. Es decir, en principio ninguna ciudad europea puede utilizar esta característica de ser “la más dulce del mundo”. Aquí tienes más información. 

- Existen marcas de turrón (y razones sociales) que son centenarias y como detalle a destacar, muchas de ellas van asociadas a los apellidos de los fundadores. Por lo tanto, existen apellidos que han dado la vuelta al mundo por estar relacionados con marcas de turrón o con heladerías. Estamos hablando de apellidos muy jijonencos como Sirvent, Garrigós, Mira, Coloma, Planelles, Monerris, Verdú, Picó, Miralles, etc. 

Por lo tanto, crear una marca de turrón conocida hoy en día y confundir marketinianamente a todos simplemente consistiría en hacer un random de esos apellidos, juntarlos, y decir que tienes 100 años de historia.

- Hemos hablado de marcas pero nos hemos dejado una. ¿Os suena Planchadell y Calabuig? Posiblemente te suene, pero no son apellidos típicos jijonencos ni marcas reales de turrón. Fue la parodia de Luis García Berlanga al lifestyle jijonenco en su película llamada “Moros y Cristianos”, rodada precisamente en Jijona. Eran los apellidos de aquella familia de poble que se fue a vender turrón a Madrid en una furgoneta y eran asesorados por un publicista. Existen también muchas anécdotas y fotos de aquel film (con Pajares, con Fernán Gómez, Rosa María Sardá, Resines…), que no gustó demasiado a algunos xixonencs porque nos mostraba como “paletos”. Al fin y al cabo, era muy Berlanga style. 

Aquí tienes la crónica que hizo el País en 1987 que, curiosamente, está online. 

Montaña y deporte en Xixona: senderos, rutas cicloturísticas y eventos deportivos

Xixona apenas ronda los 7000 habitantes y está situado entre los valles y montañas que separan Alicante de Alcoy. La rodean montañas conocidas como la Penya Migjorn, donde podemos encontrar el mítico Forat de la Penya. También tenemos el monte de la Carrasqueta, con una altura de 1020 metros, uno de los pulmones de la provincia de Alicante. Es por ello que existen mucha afición por el senderismo y el ciclismo de montaña.

Todos los años se celebran varias pruebas organizadas, por ejemplo, por el Centro Excursionista de Xixona o el Club Ciclista de Xixona. Por ejemplo, podemos encontrar la Volta al Terme de Xixona, la Subida a la Penya Migjorn, el Rallye de Xixona y algunas carreras de ciclismo de montaña. 

Cuando nos visitan desde Alicante, es decir, viniendo de Mutxamel, suele sorprender el paisaje árido que nos encontramos. Sin embargo, a medida que nos dirigimos hacia el norte y subimos dirección a Alcoy por la Carrasqueta, podemos ver cómo el paisaje cambia totalmente y se hace mucho más verde, con pinos y carrascales. Recomendamos parar en uno de los balcones que se pueden encontrar en La Carrasqueta y admirar las vistas. De hecho, en el año 2018 se iniciaron las obras para construir un mirador justo en el punto más alto de esta conocidísima montaña, cuyas curvas son conocidas en toda la provincia. Existe a día de hoy bastante polémica puesto que durante el fin de semana acuden muchos aficionados al motociclismo a disfrutar del asfalto, convirtiendo en algunos casos la carretera nacional en un circuito peligroso. 

Casco Antiguo de Xixona

Su casco antiguo es precioso, ya que apenas ha cambiado a lo largo de los años. Se encuentra cerca de nuestro Castillo que fué conquistado por en la época de Jaume I. Cabe destacar que Jijona fue el límite sur de los territorios conquistados por este Rey. Históricamente, también cabe señalar que Jijona tiene el título de Ciudad otorgado por el rey Felipe V en el año 1708 por apoyarle en la Guerra de Sucesión contra el Archidique Carlos. Esto hizo que los jijonencos tuvieran privilegios tales como poder portar armas. Aquí tenemos más información sobre el 300º aniversario de esta fecha. 

A pesar de que poco a poco se está reformando, también existe cierta polémica a nivel político por el estado de conservación del mismo, ya que existen inmuebles muy antiguos que están en pésimas condiciones y en estado ruinoso, de modo que existe un gran debate en el pueblo sobre quién debe asumir las competencias de derruir o conservar esos inmuebles, si los propietarios o el mismo ayuntamiento mediante expropiaciones. En muchas ocasiones, tras derruir algunas viviendas se han encontrado vestigios antiguos, como fuentes, suelos y otros restos arqueológicos de interés. El último descubrimiento ha sido un antiguo refugio de la Guerra Civil en el centro de Jijona, tras reformar unas escaleras que une dos calles. 

Además de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción que se quemó en los 70, es conveniente visitar el Forn del Raval, que data del siglo XVI y todavía está activo. Existen diversas visitas teatralizadas que narran todos los hechos históricos. 

 

Fiestas en Xixona

Como ya hemos comentado antes, tenemos una de las fiestas de Moros y Cristianos más reconocidas en toda la Comunidad. Hemos dicho ya que celebramos los Moros y Cristianos dos veces al año. En verano, que es cuando más festeros participan, y en Invierno, que es cuando salen los "heladeros", que son todas aquellas famílias que no han podido salir en Verano al encontrarse en sus negocios de heladerías.

En Jijona existen más de 400 famílias repartidas por toda España dedicadas al mundo del helado. Gran parte de ellas vuelven a Jijona cuando termina la termporada, aunque también un gran número han optado por quedarse a vivir en el lugar donde trabajan. Las fiestas de Moros y Cristianos se celebran en honor a San Bartolomé y San Sebastián, los patrones del pueblo. 

Otras festividades son los Porrats de Sant Antoni, la Candelaria, el 20 de Enero que es San Sebastián, Primera y Segunda Mona o Pasqua (la segunda es en honor a San Vicente), etc. 

Además en Diciembre se celebra la Feria de Navidad, en la que todos los turroneros salen a ofrecer su producto en la calle mayor. 

Aquí tenemos más información sobre el turismo en Jijona: