crocanti

Cómo hacer almendra crocanti para usar en repostería

Hoy te contamos qué es y cómo hacer almendra crocanti fácilmente desde casa. Prepárate para descubrir uno de los imprescindibles de la repostería y lánzate a la aventura de acompañar tus postres con esta delicia gastronómica. ¿Quieres conocer todos los tipos de crocanti para postres?

Qué es el crocanti de almendra

La almendra crocanti es un preparado a base de almendras tostadas y crujientes que se utiliza para decorar postres y para aportar textura y sabor a los mismos. Su composición está formada por almendras tostadas y azúcar, siendo una receta ideal para canteados de tartas, inclusiones, toppings y decoraciones en general.

Tiempo de preparación1 hrTiempo de cocción1 hrTiempo total2 hrs

Cómo se hace el crocanti de almendra

Hacer almendra crocante o crocanti de almendra es muy fácil y rápido; no obstante, el proceso de elaboración incluye la preparación de un caramelo que bañará a las almendras, por lo que habrá que vigilar el paso a paso para prevenir sustos de última hora. A continuación, te mostramos cómo hacer almendra crocanti, así como los ingredientes necesarios para su receta:

Ingredientes:

Ingredientes crocanti de almendra
 4 Cucharadas de almendras crudas trituradas en trozos pequeños
 2 Cucharadas de azúcar blanco
 2 Cucharadas de aceite de oliva suave

En cuanto a los tipos de almendra que se pueden utilizar para elaborar crocanti, destacamos el uso de la almendra marcona, una almendra de calidad excepcional que se caracteriza por aportar sabor, cremosidad y textura a las recetas. No obstante, cualquier almendra será una buena opción para decorar y hacer brillar a tus postres.

Elaboración paso a paso de crocanti de almendra para repostería
1

El primer paso será colocar el aceite en una sartén grande y calentarlo a fuego medio.

2

Una vez el aceite esté caliente, vierte los trozos de almendra en la sartén y remueve constantemente hasta que todas las almendras adquieran un color ligeramente tostado por todos los lados.

3

Cuando percibas el tono tostado en los trozos de almendra, será el momento de agregar el azúcar a la sartén. Mezcla hasta que el azúcar quede bien integrada y espera a que esta comience a derretirse.

4

Remueve frecuentemente para que todos los trozos se cubran por completo de azúcar.

5

Cuando percibas que el azúcar de alrededor de las almendras se carameliza y que comienzan a hacerse visibles gotas de caramelo en el fondo de la sartén, aparta del fuego

6

Vierte el crocanti de almendras sobre una fuente de cristal y remueve con la ayuda de una cuchara o similar para facilitar el enfriamiento y separar los trozos de almendra que se hayan quedado pegados entre sí. Durante este paso, es importante mantener ciertas precauciones para evitar quemaduras indeseables: no introduzcas tus manos en el preparado y no pruebes las almendras hasta tener la seguridad de que están completamente frías.

7

Finalmente, y una vez el crocanti de almendras esté frío, utiliza tus dedos para separar los posibles grumos que queden en la mezcla. Reserva hasta su posterior uso.

Crocanti de almendras para acompañar y decorar tus postres

Como mencionábamos al principio, el crocanti de almendras se utiliza comúnmente para la decoración de dulces y postres. Frecuentemente, lo encontramos en la superficie de helados y pasteles creando en ellos un aspecto apetecible y vistoso que los convierte en irresistibles.

Y como en el mundo de la cocina el éxito se basa en innovar, también existe la posibilidad de usar crocanti de cacahuete, una versión algo más sabrosa e intensa que sigue resultando ideal para decorar tus platos favoritos.

CategoryDificultadIntermediate

Ingredients

Ingredientes crocanti de almendra
 4 Cucharadas de almendras crudas trituradas en trozos pequeños
 2 Cucharadas de azúcar blanco
 2 Cucharadas de aceite de oliva suave

Directions

Elaboración paso a paso de crocanti de almendra para repostería
1

El primer paso será colocar el aceite en una sartén grande y calentarlo a fuego medio.

2

Una vez el aceite esté caliente, vierte los trozos de almendra en la sartén y remueve constantemente hasta que todas las almendras adquieran un color ligeramente tostado por todos los lados.

3

Cuando percibas el tono tostado en los trozos de almendra, será el momento de agregar el azúcar a la sartén. Mezcla hasta que el azúcar quede bien integrada y espera a que esta comience a derretirse.

4

Remueve frecuentemente para que todos los trozos se cubran por completo de azúcar.

5

Cuando percibas que el azúcar de alrededor de las almendras se carameliza y que comienzan a hacerse visibles gotas de caramelo en el fondo de la sartén, aparta del fuego

6

Vierte el crocanti de almendras sobre una fuente de cristal y remueve con la ayuda de una cuchara o similar para facilitar el enfriamiento y separar los trozos de almendra que se hayan quedado pegados entre sí. Durante este paso, es importante mantener ciertas precauciones para evitar quemaduras indeseables: no introduzcas tus manos en el preparado y no pruebes las almendras hasta tener la seguridad de que están completamente frías.

7

Finalmente, y una vez el crocanti de almendras esté frío, utiliza tus dedos para separar los posibles grumos que queden en la mezcla. Reserva hasta su posterior uso.

Cómo hacer almendra crocanti para usar en repostería

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.