Qué es el jarabe de glucosa y por qué se usa en repostería

Qué es el jarabe de glucosa y por qué se usa en repostería

Qué es el jarabe de glucosa y por qué se usa en repostería

Antes de explicaros qué es y por qué se usa el jarabe de glucosa en repostería, nos gustaría hablaros brevemente sobre su principal componente: la glucosa. La glucosa es un monosacárido, es decir, una molécula de azúcar simple, la cual se encuentra presente libremente en alimentos como la fruta y la miel.

Esta forma de azúcar es la principal fuente de energía que asegura el correcto funcionamiento del organismo, siendo imprescindible su consumo para desarrollar las actividades cotidianas del día a día.

Qué es el jarabe de glucosa

El jarabe de glucosa es una solución acuosa que se obtiene de la descomposición de almidones a través de un proceso llamado hidrólisis. Generalmente, se utiliza almidón de maíz para su elaboración, aunque también puede obtenerse a partir de almidón de arroz, patata, cebada o trigo.

Tiene un sabor muy dulce, es económico y resulta fácil de producir, hechos que lo convierten en uno de los edulcorantes industriales más utilizados.

Usos en repostería

Claro está que antes de comprar jarabe de glucosa deberemos saber qué usos tiene en la cocina. Pese a que, principalmente, el jarabe de glucosa se utiliza como edulcorante a modo de sustituto del azúcar en algunas recetas de repostería, es un ingrediente extremadamente versátil que posee determinadas ventajas en el resultado final de los productos. A continuación, listamos los principales usos culinarios y propiedades del jarabe de glucosa:

  • Potencia el sabor de determinados productos alimentarios.
  • Es ideal para la elaboración de helados, puesto que, además de endulzar, evita en cierta medida la cristalización, algo que favorece a la textura del producto mediante el aumento de su cremosidad.
  • Favorece el proceso de fermentación en productos elaborados con levadura.
  • Mantiene los alimentos frescos por mayor tiempo reteniendo su humedad (efecto humectante) y frescura.
  • Ayuda a conservar los alimentos, preservándolos en buen estado independientemente de los cambios de temperatura a los que se exponga el producto.
  • Aporta vistosidad y coloración a los productos horneados.
  • También se utiliza como espesante.

Jarabe de glucosa y diabetes

Actualmente, existe una gran controversia en relación con el consumo de jarabe de glucosa y la diabetes, siendo considerado un producto perjudicial para personas con problemas de azúcar en sangre. Los diabéticos deben revisar minuciosamente el etiquetado de los productos a fin de evitar el consumo de glucosa, fructosa, dextrosa, sacarosa y jarabe de maíz.

En este sentido, es importante saber que existen productos etiquetados como “sin azúcar añadido” que pueden estar elaborados a partir de endulzantes que resultan perjudiciales para una persona con diabetes. Abusar de la fruta y consumir jarabe de glucosa como aditivo puede ocasionar un aumento considerable de los niveles de glucosa sanguínea, algo que afecta gravemente a la salud de los diabéticos.

Sustituir el jarabe de glucosa y los endulzantes por edulcorantes artificiales que no influyan en los niveles de glucemia parece ser la opción más recomendable en casos de diabetes. La sacarina, el acesulfamo K y la sucralosa son algunas de las alternativas más utilizadas en la repostería de productos para diabéticos.

 

Ahora que sabes qué es el jarabe de glucosa y para qué se usa, quizá te apetezca potenciar el sabor en una de tus recetas más creativas. Recuerda consumir edulcorantes con prudencia y no te olvides de la importancia que tiene llevar un estilo de vida saludable.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.