Pide aquí tu cupón para envío gratis a península (pedido minino: 20€) y 5€ de descuento al resto del mundo:

Turrones de Jijona Alicante, tienda online

Pedido Telefónico: +34 965 65 86 43 CONTACTO

0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Ofertas Semana de Internet

Product was successfully added to your shopping cart.

Turrones Garrigós

Jijona, aquel municipio de Alicante en España donde junto a los Garrigós. El turrón ve la luz de cada día en la cara contenta de los millones de consumidores. De tan especial pieza de dulce que tanto invita a acelerar el tiempo hasta las fechas navideñas. Que se caracterizan por la indudable presencia en la mesa de estas peculiares tabletas.

La cantidad de historia tatuada en cada proceso, en cada calle de una provincia marcada por la camaradería que implica ser prácticamente socios. En una costumbre bastante lucrativa para los vecinos descendientes de aquellos maestros de los siglos pasados. Precursores de las épocas más románticas que ha tenido el desarrollo cultural y social del mundo entero.

Es básicamente la mezcla, la fusión de los elementos la que otorga la identidad Jijonenca a cada producción. Que sale a buscar un paladar donde reposar su sabor. Las almendras perfectamente molidas terminan en un pozo de miel. Donde la interacción de ambas materias hace reconocer que se habla de Alicante.

Las creaciones de José Garrigós

Todavía es un misterio el comienzo real de la fabricación de esta empresa. Pues algunos dicen que lleva más de un siglo laborando al igual que algunos papeles formales pero otros. Dicen que fue realmente a mitad de los años mil novecientos. Cuando se le dio rienda suelta al trabajo y comenzaron las operaciones.

Lo cierto es que para Garrigós muy independientemente de la fecha, la experiencia no es un problema. Pues las habilidades y las técnicas utilizadas han llevado a la empresa a elaborar turrones de alta calidad. Al igual que el manejo de la misma. Pues ha contado con proyecciones bastante acertadas en cuanto a crecimiento y expansión se refiere.

Ya para los años noventa la ambición de ser cada día más grandes los llevó a realizar negocios con otras empresas. Las cuales finalmente terminaron siendo absorbidas. Dándole un gran poder en acciones y permitiendo que la gestión comercial se encontrará centralizada. Con la administración y la producción en sí.

Llegando el año dos mil la empresa comenzó un plan de productividad y de crecimiento abrupto. Para enfrentar las nuevas demandas que se estaban presentando, evidentemente como un factor positivo. Llegando a alcanzar los dos millones de kilogramos en ventas. Lo cual ubica a la empresa en la cabeza de los productos del turrón.

Aparentemente el éxito de la empresa se debe al talento humano, el cual actúa como un engranaje perfecto. Funcionando como una unidad sólida e integrada. Entre los artesanos que tanto amor imprimen a cada obra y los encargados del área administrativa. Que buscan siempre el logro de los objetivos y la felicidad de los clientes.

En cuanto a los productos, los turrones en sí son el fuerte de la empresa. Manteniendo una esencia clásica y fiel con la producción del turrón de Jijona, turrón de chocolate y el afamado turrón de Alicante. Aunque cuentan con una línea más convencional donde se elaboran polvorones, pasteles y tartas más que todo temáticas a la navidad.

El sentido del gusto de Pablo Garrigós Ibanéz

Esta empresa es caracterizada por dos factores fundamentales, la estricta fabricación artesanal de sus productos y la característica de “gourmet”. Lo cual le ha permitido ser la pieza clave de bodegones y almacenes de alta categoría en países de todo el mundo. Dándole una etiqueta más formal y de mayor clase.

Con respecto a los ingredientes utilizados en Garrigós son muy insistentes con la selección individual de cada componente de materia prima. Garantizando un producto, por mucho superior a sus competidores, si bien esto le resta volumen de ventas por cuestiones de tiempo. Aumenta la confianza por las creaciones de indiscutible calidad.

Los productos de la empresa están divididos en líneas exclusivas siempre enfocadas en la alta categoría. Como primero cuentan con un sector “Premium” el cual contiene los turrones clásicos y otros dulces derivados de la navidad. En una presentación única de madera, el cual hace que tengan un carácter de exclusividad a simple vista.

“Delicatessen” es también una línea única cuya caracterización principal es el contenedor. El cual ha sido diseñado para dar una imagen de modernidad. La misma es expuesta al lado de la “artisan collection” que busca rescatar, las recetas más tradicionales y darles un enfoque actual con fusiones únicas en el mercado.

Por último la línea “seleQta” que viene siendo la más común. Muestra una presentación genérica de tableta pero con la misma calidad y certificación de Jijona y Alicante. Al igual que los “chocolates y fruités” que buscan retar a los sentidos con la infinidad de combinaciones. Que ofrecen las frutas como la naranja, la frambuesa, la ciruela etcétera.

Enrique Garrigós Monerris

Desde el siglo diecinueve esta particular empresa ha buscado incansablemente la aceptación consiguiéndola con creces. Otra fábrica con tilde familiar que rescata las tradiciones. En los medios de producción y fomenta el esfuerzo de lo clásico unido a lo contemporáneo.

Toda una aventura de historia se percibe en cada producto de las marcas manejadas por la empresa. Que van desde el clásico turrón de Jijona y Alicante con texturas variadas hasta los bombones de chocolate “bocaditos”. Que a simple vista invitan a prepararse para una explosión dulce en el paladar.

Garrigós el apellido más dulce

Indudablemente ha quedado impreso en el tiempo la dedicación de varias generaciones de Garrigós. Quienes han entregado su vida para regalar productos con recetas que de lo contrario habrían quedado sepultadas en el olvido de las décadas pasadas. Apostándole siempre a la cultura y a la tradición familiar.

Sin importar a cuál de las empresas se le confíen los gustos dulces. Existe la garantía de obtener sabores y fusiones que respetan el clásico sabor esperado de un buen turrón. A la vez que sorprenden con las combinaciones acertadas que los atrevidos de las dulcerías han llegado a probar.

Una misión que debe ser traspasada a los futuros descendientes con las mismas características y las pasiones. Para garantizar la continuidad de las mejores épocas transformadas en turrones y chocolates.        

    turrones garrigos  

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aqui.