Pide aquí tu cupón para envío gratis a península (pedido minino: 20€) y 5€ de descuento al resto del mundo:

Turrones de Jijona Alicante, tienda online

Pedido Telefónico: +34 965 65 86 43 CONTACTO

0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Black Friday Turrones Oferta

 

Product was successfully added to your shopping cart.

¿Qué es y cómo se hace la fruta confitada?

La fruta confitada es aquella que se somete a una cocción en almíbar y se deja secar, con el fin de preservarla por mucho tiempo y no tener que emplear otros métodos de conservación. Tiene aspecto brillante, gran textura y se puede presentar en divertidas formas. Es muy usada para realizar recetas dulces, especialmente en la repostería navideña de España.

También se le llama fruta glaseada o fruta escarchada, por el aspecto final que adopta con el proceso. En cuanto al proceso, el objetivo principal es hacer que la fruta pierda la humedad en su interior, para esto se debe reemplazar el agua por azúcar y así se conserva por largos periodos. De igual manera, es un proceso largo que implica varios días de preparación.

¿Cómo se hace la fruta confitada?

Para llevar a cabo esta técnica de conservación los ingredientes necesarios son frutas como la naranja, piña, pera, cereza, ciruela, manzana, melocotón, kiwi y lechosa. También se pueden usar vegetales como la remolacha y la zanahoria. Los demás ingredientes son azúcar y agua.

Para comenzar la fruta debe estar limpia, sin ningún tipo de golpes. Tampoco debe tener piel y se deben extraer las semillas y membranas. Todas se deben picar según la forma en que se quiera presentar, cubos, tiras o gajos, aunque se aconseja que las pequeñas como las cerezas se dejen enteras.

Las  peras y melocotones se pueden picar por la mitad o en gajos gruesos y los cítricos en gajos. Es importante pinchar o hacerle pequeños agujeros con un tenedor, para preparar para los siguientes pasos. Se cocinan durante unos minutos para que se ablanden, especialmente si son las conchas. Luego, se realiza el almíbar con la azúcar, para esto se pone al fuego 30 cl de agua y 250 gramos de azúcar.

Se deja hervir durante 2 o 3 minutos y la consistencia tiene que ser ligeramente espesa. Luego se sumergen las frutas en el almíbar, fuera del fuego, con la ayuda de un colador o espumadera. Se dejan macerar por 24 horas, luego se escurren las frutas y se agregan otros 60 gramos de azúcar al almíbar se deja hervir por un minuto y se vierte sobre las frutas. Se deja macerar otro día.

Durante los siguientes 3 días se debe repetir este paso, poner 60 gramos de azúcar, dejar hervir el almíbar, verter sobre la fruta y macerar. Pasado este tiempo y llegado el sexto día, se añaden 100 gramos de azúcar al almíbar, se deja hervir y se vierten las frutas, dejándolas 3 minutos. Se apaga el fuego y se dejan reposar por 48 horas.

Este paso se repite una vez más. Por último, se escurren las frutas del todo y se dejan secar muy bien sobre una bandeja. Se espolvorean con azúcar glas y se guardan en un recipiente hermético, protegido de la luz y la humedad. Cabe destacar, que esta receta es para 500 gramos de fruta, cada una se debe cocinar por separado para conservar su sabor.

En cuanto a las propiedades de la fruta escarchada, resalta la capacidad para permanecer en las condiciones óptimas por tiempo si el uso de productos químicos. Además, mantiene características en cuanto a sabor, aroma, textura y color.

A partir de estas frutas se hacen el turrón de frutas. Si quieres ver como se hace mira este video:

Deja un comentario
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aqui.