Pide aquí tu cupón para envío gratis a península (pedido minino: 20€) y 5€ de descuento al resto del mundo:

Turrones de Jijona Alicante, tienda online

Pedido Telefónico: +34 965 65 86 43 CONTACTO

0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Ofertas Semana de Internet

Product was successfully added to your shopping cart.

¿Cuál es la diferencia entre el turrón a la piedra y el turrón blando?

El turrón es un producto de gran delicia, forma parte de los postres predilectos y elegidos para celebraciones y ocasiones especiales. En España es toda una cultura gastronómica, pues pertenece a sus tradiciones como parte de la herencia árabe, que alguna vez conquistó el país. Al mismo tiempo, existen diferentes tipos, con variadas características cada uno.

Algunos de estos ejemplos son el turrón a la piedra o de Alicante y el turrón blando o de Jijona. Estas denominaciones se deben a su lugar de origen, pues son estas regiones del país europeo, donde comenzaron la producción. Aunque en la actualidad la tradición se fue extendiendo y es común ver que los preparan en hogares de otras zonas.

turron-a-la-piedra-en-blister

Turrones de Jijona y Alicante, entre los dulces favoritos

Estos dos tipos de turrón son los más populares y conocidos, y no se puede hablar de alguno, sin mencionar el otro. Incluso, muchas veces son vistos como iguales, pues la forma de preparar y los ingredientes de ambos son bastante similares. Se emplean almendras como elemento principal, miel, azúcar, claras de huevo, limón y canela. Sin embargo, estos dulces no son iguales.

En cuanto a cuál es la diferencia entre el turrón a la piedra y el turrón blando, destaca que el primero tiene una consistencia más fuerte y crujiente. También su color es blanco y las almendras tienen un tono marrón oscuro, mientras que el blando es marrón claro. Asimismo, el de alicante tiene un aroma similar al caramelo y el azahar.

El de jijona posee un olor a jengibre y cardamomo. Otra de las grandes diferencias, es que el turrón a la piedra se fabrica con almendras enteras, y en ocasiones se le pone obleas por encima y por debajo. Por su parte, el turrón blando se hace con las almendras molidas.

Cabe destacar, que la época del año cuando es más frecuente el consumo de estos postres es en diciembre, durante la navidad. No obstante, su delicioso sabor hace que también sean degustados durante el resto del año, especialmente en el caso del turrón a la piedra o de Alicante.

En el mismo orden de ideas, la tradición es tan importante que existe un Consejo Regulador Jijona y Turrón Alicante, que se encarga de regular la producción del dulce. Además de establecer los parámetros de su producción, incluso aquellos que no posean dichas normativas no tienen el derecho de llevar la respectiva denominación.

Ahora bien, la preparación de ambos turrones inicia tostando las almendras y luego moliéndolas, en el caso del blando. Luego se hace el almíbar con la miel y el azúcar y se agregan las claras de huevo, junto con la ralladura del limón. El paso siguiente es añadir las almendras y mezclar muy bien todos los ingredientes.

Para finalizar, se vierte rápidamente en un molde rectangular o en su defecto en una bandeja con papel vegetal, siempre cubierto con aceite para que no se pegue. Se deja secar o endurecer y se desmolda, en el caso de usar la bandeja, se debe arreglar de manera uniforme con un rodillo o espátula.

¿Quieres conocer más tipos de turrones?

Deja un comentario
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aqui.